Contacto

Coral Polifónica

Nuestra Señora de la Merced

 correo

 Presidente: Alejandro Las Heras - tlfno: 665285568
Lugar: Parroquia Ntra.Sra.de la Merced
tlfno: 917739829
C/ Corregidor Juan Fco.de Luján, 101 (Madrid)
Metro Artilleros
EMT: 8,20,32,100

Historia

CAPÍTULO III

LA  ENCRUCIJADA (1985 – 1989) 

En diversas ocasiones realizamos actuaciones conjuntas de gran cordialidad, destacando entre ellas el estreno del Himno de la Hispanidad en Navalcarnero. Un grupo de jóvenes varones de la Coral reforzó al coro Don Bosco para la visita de la reina Sofía por la celebración de la efemérides del colegio.

Pero cuando Carlos cambió su lugar de residencia de Moratalaz a Móstoles, unido al hecho de que el subdirector realizara su servicio militar, provocó un frenazo en la progresión de la Coral.

1985 fue un año átono, sin novedades, actuaciones escasas, y una sensación de estancamiento. Durante la asamblea general en junio, Carlos anunciá su deseo de abandonar la dirección del coro, que confirma tras el verano. Por tanto Manuel Lázaro se convierte en el nuevo director musical justo en el momento más triste de nuestra historia hasta ese momento: el inesperado fallecimiento de Isaac.

El coro estaba en manos de un joven bisoño de formación escasa y autodidacta, que solo contaba a su favor con mucha ilusión y una osadía justificada por su supina ignorancia. Felicísimo Guëmes, Luis Gallardo y Francisco Martín como presidentes del coro durante los primeros años, los jefes de cuerda de entre los que destaco a mi hermana Yolanda, poco más tarde nueva subdirectora del coro, y todos y cada uno de los miembros de la coral, supusieron una inestimable ayuda sin la cual mi labor no se hubiera podido realizar.

Seguí fielmente tres máximas: selección de partituras singulares y exclusivas, de gran calidad musical y realizadas con una digna interpretación. Y en esa línea fuimos incorporando “Sanctus” de Monteverdi, “Pater noster” de Tchaikovsky, “Ave Maria” de Bruckner o “Amen” de Haendel.

Francisco Martín revolucionó socialmente al coro: renovó los uniformes de las féminas, instauró fiestas en el día de Santa Cecilia, excursiones fin de curso, y hasta nos llevó a participar en el concurso de villancicos del Ayuntamiento de Madrid, y en el de Ejea de los Caballeros. En éste último interpretamos el citado “Ave Maria” de Bruckner, “Quem vidistis pastores” de Victoria, “Jota Aragonesa” de Massotti-Littel, “Marinero” de Guerrero-Urréisti y “Canción de juegos” de Purroy Chicot, obra obligada de infausto recuerdo por su dificultad y “peculiaridad artística”.

Dos proyectos de Luis Gallardo cristalizan: el “Via Crucis poético-musical” y el “Concurso de Letras para Villancicos”. El primero de ellos continúa hoy en día, y el segundo, que además de un premio en metálico era galardonado con el estreno de la armonización del poema vencedor durante la edición posterior, tuvo prestigiosos ganadores como en la segunda edición con la poetisa Gloria Fuertes.

Este periodo esta jalonado de bodas entre miembros del coro: Paco e Isabel, Ricardo y Piedad, Tere y Javier, Isabel y Juan Antonio, Santi y Gema, Santiago y Mamen, y otros miembros destacados como José Ramón, Pili Iturriaga, Maribel o Pili Hernández, entre otros.

Como colofón de este periodo, durante el año 1989 producimos una grabación en estudio para celebrar nuestra primera década de existencia.

Sin lugar a duda iniciamos un periodo dorado de nuestra historia, pero eso será asunto del próximo capítulo.